Un hombre muy tacaño le ordeno a su señora que lo enterraran con todos sus ahorros. Ella hizo esto. Ja

Todos sabemos que existen los tacaños y posiblemente mas de una persona que se encuentre leyendo esta noticia tenga a uno por ahí cerquita… verdad? jajaj pero no todos los tacaños son iguales. Están los tacaños que guardan solo un poco de dinero y están los tacaños que no quieren largar una modela ni por el amor de dios. Estos sin duda son los peores y de este tipo de tacaños se trata esta historia real.

Este hombre toda la vida trabajo muy duro y de forma constante para ganar su dinero. Basándose en esto, el creía que se merecía todo en la vida.

1

Por supuesto que al pensar de esta manera, cualquier persona se transforma en un ser bastante egoísta y su vida siempre esta antes que la de los demás.

Pero el paso de los años no ayudo a cambiar su mentalidad sino que la empeoro. Se volvió cada día mas y mas tacaño hasta llegar a tal punto de ordenarle a su esposa que cuando muriera, el quería que lo enterrarán con todo su dinero dentro de su cajón. El quería llevarse todo su dinero a la otra vida.

El insistió hasta que su señora prometió que se cumpliría su deseo…

2

Finalmente llego su día… en su funeral se encontraba su esposa vestida de negro junto a su mejor amiga apoyándola en un momento tan duro. La viuda durante toda la ceremonia, sostuvo una caja de zapatos. Cuando uno pierde a un ser querido o en este caso a un compañero de toda la vida, las cosas materiales en ese momento pierden valor, uno esta en un estado en donde no significan prácticamente nada.

3

La ceremonia termino y el cierre del ataúd comenzó cuando de repente la viuda dijo con vos firme. -Un momento!- ella se paro, miro por última ves a su esposo y dejo dentro del ataúd la caja de zapatos.

1

Su mejor amiga sin perder un solo segundo le digo por lo bajo, «No habrás cometido la locura de meter todos sus ahorros en el ataúd, verdad? » a lo que la viuda respondió, «si, se lo prometí y era su ultimo deseo. Soy una buena cristiana y no puedo mentir ni fallar a mis palabras. Mi promesa fue poner todo su dinero en el ataúd y así será.»

1152

Su amiga en un estado de asombro le susurro por lo bajo «no puedo creer que hayas metido todo el dinero allí… de verdad hiciste eso?» Si, dijo ella con vos firme y decidida… «lo recogí todo, lo metí en mi cuenta y le escribí un cheque.»



Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, mostrar publicidad relacionada y realizar tareas de analítica. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies