Para entrar a una peligrosa pandilla tenia que matar a una persona. El eligió a la persona incorrecta. Una gran historia.

Este joven nunca imagino como cambiaría su vida para siempre. Lo bueno fue que cambió para bien ya que se cree bendecido.



Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, mostrar publicidad relacionada y realizar tareas de analítica. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies