3 tips útiles para que el lavado de los platos sucios no sea una verdadera tortura. Al final me lo agradecerás.

No hay nada mas lindo que disfrutar de una buena reunión familiar en donde podamos compartir una rica comida. Es verdad que no tiene precio compartir historias, charlas, reír y hacer una larga sobremesa, pero lamentablemente luego de ese hermoso momento vivido llega lo mas feo del mundo… lavar los platos. Jajajj si, aunque suene un tanto drástico lamentablemente es verdad, ya para ese entonces te encuentras con modorra y sin ganas de hacer nada, pero lamentablemente tenemos una bonita pila de trastos y ollas sucias para lavar.

Para que el levado de platos no sea tan pesazo, te recomendaremos tres tips los cuales te serán de utilidad.

1_ Toda receta tiene tiempos muertos que puedes aprovechar.
GranVerdad.net
Si señor… porque toda receta tiene tiempos muertos los cuales puedes aprovechar eficientemente. A que me refiero, si tienes que esperar cinco o diez minutos para que el horno haga su trabajo, en vez de hacer \»nada\» puedes ir lavando las ollas y utensilios de cocina utilizados hasta el momento. De esa manera lavar los platos después de comer no será una tarea tan pesada.

2_ Se lava apenas terminas de comer.
GranVerdad.net
Como dice el dicho, \»al mal paso darle prisa\», no? Bueno esto es algo parecido. En realidad el tema de lavar los trastos sucios tiene su truco… se tiene que lavar apenas se ensucia, cuando te sientes aun activo ya que si pospones esa tarea difícilmente volverás a lavar. Y si lo haces no tengas duda alguna que será mucho mas pesado y engorroso a tal punto de odiarlo. Has la prueba verás.

3_ Primero se enjabona todo y luego se enjuaga.
GranVerdad.net
Este punto parece algo sonso pero no podemos dejar de compartirlo por dos simples razones. Es mucho mas fácil y rápido separar tareas en vez de mezclada… primero se enjabona y después se enjuaga. Pero ojo con el detalle… enjabonas todo y luego enjuagas todo. Para muchos es algo lógico pero existen esas personas que van lavando y enjuagando de un plato a la vez. Claro que tu puedes hacerlo como quieras pero el problema es que hacerlo así produce un gran gasto de agua. Tener el grifo abierto mientras enjabonas no es buena idea para nada. Siempre hay que pensar en cuidar el agua y no desperdiciar a lo sonso. Por ti y por las generaciones que vienen.

Con estos tres tips esperamos puedas organizarte de manera eficiente ya que como bien sabes la organización es todo no solo en la cocina sino que en la vida.



Usamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia, mostrar publicidad relacionada y realizar tareas de analítica. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies